El ratón, el mejor cabeza de turco.

Es pequeño, peludo y aparentemente no se parece a los seres humanos, pero el perfil genético del ratón, dado a conocer en diciembre de 2002, muestra que no hay grandes diferencias entre estos animales y el hombre.
Acceda al texto completo haciendo click en “Leer más…”.
LONDRES (Reuters) — Ambos tienen alrededor de 30.000 genes y comparten muchos de ellos. El 90 por ciento de los genes que están vinculados a enfermedades en los seres humanos son similares en los ratones.

“Compartimos el 90 por ciento de nuestros genes con los ratones. Incluso tenemos genes para que nos crezca una cola”, explicó Jane Rogers, del Instituto Sanger del Fondo Wellcome, en Cambridge, Inglaterra.

Rogers y un consorcio de científicos de todo el mundo colaboraron en la conformación del genoma, es decir, la lista completa de las instrucciones codificadas que hacen a un ratón, publicada en la revista científica Nature.

Este trabajo se considera el avance científico más importante desde que se trazó la secuencia del genoma humano, que constituye la llave para la comprensión de los genes y cómo contribuyen a enfermedades que afectan a las personas, como el cáncer y la cardiopatía, los dos mayores asesinos del mundo.

Al comparar los dos genomas, los investigadores identificaron 1.200 nuevos genes humanos y 9.000 genes nuevos del ratón. Sólo hay 300 genes únicos para cada especie, lo que prueba que el ratón es el modelo ideal para estudiar enfermedades humanas y para probar nuevos tratamientos.

El genoma del ratón “es como un diccionario de frases idiomáticas que permite comprender el genoma humano”, dijo Rogers durante una conferencia de prensa.

Los ratones comparten células y sistemas de órganos compatibles con los nuestros, y se reproducen con mucha rapidez, por lo que millones de pequeños roedores se usan en todos los laboratorios del mundo para estudiar la función de los genes, lo que podría ser la base de nuevas pruebas diagnósticas y tratamientos, según expertos.

Aunque el genoma del ratón es casi un 14 por ciento menor que el humano, alrededor del 40 por ciento de ambos genomas puede emparejarse directamente.

La mayoría de los genes que son únicos para el ratón están vinculados a la reproducción y al sentido del olfato, que en los roedores está muy desarrollado.

Muchos científicos ya han usado el genoma del ratón, que está disponible en Internet, para buscar genes vinculados a enfermedades, como el síndrome de Down, la diabetes y la esquizofrenia.

Los modelos ratoneros de enfermedades humanas permiten a los científicos acelerar las investigaciones y manipular genes del ratón que no han sido estudiados en las personas.

“Todos somos mamíferos”, dijo Allan Bradley, director del Instituto Sanger del Fondo Wellcome.

“Somos muy, pero muy similares a los ratones y eso se refleja en el genoma”, añadió.

Publicación original en: http://www.100cia.com

Comentarios

comentarios

Autor: deroweb

Compartir esta noticia en